lunes, 23 de marzo de 2009

8 años, 22 semanas

El tiempo de duración del proceso de adopción de un niño español es de OCHO años. Por este motivo, por esta escasez de niños españoles, cientos de parejas de nuestro país realizan interminables periplos por diferentes paises del mundo intentando, con diferente éxito, adoptar un hijo.

El replanteamiento de la ley del aborto amplia los plazos de interrupción del embarazo hasta las 22 semanas de gestación...

¿Por qué abortar si hay tantas parejas que quieren adoptar?
¿Está la madre natural más protegida por el Estado cuando no se la ofrece más solución que la quirúrgica?
¿Cuántas de ellas seguirían adelante con el aborto si, este mismo Estado de "las soluciones inmediatas", le propusiera una ayuda, un seguimiento, un apoyo y una familia para su hijo recién nacido?

Una idea: "Apadrina un nacimiento"

Gobierno Español: sea algo más ambicioso para resolver esta ecuación. Las variables: la madre, el niño, los padres adoptivos y la sociedad española. Ánimo, que no es tan difícil.

5 comentarios:

AE dijo...

Precioso. Enhorabuena. Lo voy a difundir a tope.

Una precisión de "futura madre", nada. Es madre desde que hay niño, es decir, desde el cigoto.

Saludos

Dave dijo...

AE, no puedo estar más de acuerdo contigo. Recogido, corregido y aumentado.
Si hacen falta niños españoles, leches, dejémosles nacer.

Altea dijo...

He recogido esta idea en mi blog, espero que no te importe.
Enhorabuena por el blog, y esta entrada muy interesante.

Dave dijo...

Hola Altea.
¿Cómo iba a importarme? Encantado de que lo hagas.
No es más que una sencilla iniciativa, sin ánimo de constituir ninguna nueva asociación, que de estas ya existen varias y todas muy comprometidas con el problema.

Sin embargo, dados los tiempos que corren, donde la anestesia campa a sus anchas entre las atribuladas neuronas de nuestros representantes democráticos, creo que tenemos que ser muy concretos en las propuestas.
Hay que centrar el foco ;-)

Únete a la idea

DyA dijo...

Muchas gracias por tu comentario en mi blog, y por inciativas como ésta.
Ya me he apuntado.
Un cordial saludo.